09.FEB.20 | Posta Porteña 2087

¿Chalecos Amarillos? (14)

Por G.C.I.

 

Dinero Fiat, Falsificación y Estafa

 

 (Tercera  y última Parte)

COMUNISMO - Grupo Comunista Internacionalista- Noviembre 2019 - n° 68

Pero por supuesto a RASTAPOPOULOS SIRTAKI (44) quiere todavía más, para lo cual, los gestionadores de los fondos de pensión, es decir los mismos bancos comerciales de Wall Street, Londres y Paris…toman el dinero que los pobres del mundo han depositado para sus pensiones en bancos y fondos públicos y privados, los “envuelven” en otros fondos emitidos por esos mismos bancos… y los vuelven a meter en la economía “financiando” diferentes proyectos como hicieron Lehman Brothers y otros héroes banqueros…con los fondos subprime. Por supuesto que, la gran mayoría de esos fondos, dan pérdidas (los sueldos de los administradores de fondos no son ajenos a esas pérdidas), para beneficio de los bancos y perdida seca de los que algún día quieren cobrar una pensión. ¡Los bancos siguen lucrando y nadie les garantiza nada a los pobres!

¡Los bancos siguen lucrando y nadie les garantiza nada a los pobres! Las bolsas de valores, por primera vez en siglos de existencia, no tienen un solo trimestre en “recesión”. Los banqueros y grandes empresarios festejan EL NUEVO MILAGRO capitalista, pero esconden bien, que la verdadera razón es la falsificación generalizada de los billetes más importantes del mundo (dólar, euro, libra, yuan, yen…). Mientras ellos destapan las botellas de champagne festejando en Wall Street la ganancia ilimitada que envidiarían las generaciones oligarcas del pasado, en el otro lado de la sociedad el proletariado soporta el correspondiente aumento de la miseria, las tasas que no se pueden pagar, el aumento de peajes e impuestos, las bajas de las ayudas sociales, salarios, pensiones…

¡La barricada solo tiene 2 lados! Las fuerzas políticas que disimulan y esconden esa exacerbación imponente del antagonismo social y quienes la denuncian. ¡Quienes festejan junto a la oligarquía y quienes no tienen otra opción que salir a la calle a bloquear la economía!

Esa contraposición es la que define mejor la determinación práctica de los chalecos amarillos, como de todos los otros movimientos del proletariado internacional que se están desarrollando ahora mismo, a pesar de todas sus limitaciones y debilidades ideológicas, que llevan consigo los proletarios que se juntan al movimiento.

El Universal de México del 23 de agosto de 2018, bajo el título de “Razones del récord de crecimiento más largo en la historia de Wall Street”hace como si explicara. La bolsa de Nueva York marca el período más extenso de ganancia en sus 200 años de historia. Casi una década después del desplome de los mercados, las grandes empresas celebran sus dividendos…Desde que Wall Street tocó fondo en marzo de 2009, la mayor bolsa de valores del mundo comenzó a recuperarse como si tuviera un propulsor espacial (45)(SIC)

Nueve años, cinco meses… (¡Cuando escribimos esto ya van más de 10 años!) de racha positiva marcaron el récord de crecimiento más largo de la historia de la Bolsa de Nueva York, desde que se creó en 1817. Atrás parecen haber quedado los días que colapsó la burbuja inmobiliaria, cundió el pánico financiero y se desató una crisis global. Como si fuera una pesadilla de la que nadie quiere acordarse, los inversionistas están celebrando las espectaculares ganancias de Wall Street. Es lo que se conoce como el bullmarket o un mercado fuerte en ascenso, representado por la monumental escultura de un toro en Manhattan. Un toro que lleva…una década sin sufrir una corrección, es decir una caída superior al 20 por ciento…La tendencia la marca el índice S&P 500, que sigue la trayectoria de las 500 grandes empresas que cotizan en Wall Street. Y el salto que ha dado desde los días oscuros de la crisis hasta ahora ha sido impresionante: escaló desde 676 puntos a 2.864 acumulando un alza de 325 %.

Como toda información que debe circular para dar confianza a los inversores, ahorristas y a los cándidos proletarios ciudadanizados, NO EXPLICA NADA, o más bien construyen ideología económica para crear FALSAS EXPLICACIONES Y OCULTAR LO ESENCIAL

Así el mismo artículo de El Universal, cita a la BBC que para ello prefiere consultar al prestigioso profesor de economía de la Universidad de Yale Robert J. Shiller… Tan prestigioso profesor declara: “Si tuviera que elegir una razón para explicar este record, diría que es Donald Trump con su recorte de impuestos a las ganancias corporativas, su promesa de desregular y su legitimación de los negocios agresivos”

Pero por supuesto que este tipo, por más prestigioso profesor de economía que sea, no puede ser tan imbécil para decir tamaña bestialidad, si lo dice es porque está comprado para decirlo o para pasarle la mano por el lomo a Trump, como sucede en general con ese tipo de “prestigiosos”. Nos hace acordar al que inventó la Mentira de que el Colesterol, era malo y tapaba las arterias: Ancel Keys, que manipuló y ocultó la verdad porque estaba pagado por Wall Street. Este señor también le hizo un mal bárbaro a la humanidad porque la dieta que impondrían la medicina, desde entonces, en base a esa tesis “científica” es criminal y solo favorece los intereses de la industria azucarera y química (Coca Cola, Estatinas, Aspartamo… )

Desde nuestro punto de vista de clase, lo importante no es nunca lo que esos PRESTIGIOSOS CUENTAMUSAS dicen, sino los intereses que representan y lo que ocultan de la verdad. Ídem para la BBC que reproduce tamaña bobada o el propio periódico que estamos citando, El Universal y en general todos los sistemas de (DES) INFORMACIÓN burgueses. El asunto es NO hablar del DINERO FALSO; que domina no solo todas las bolsas del mundo, sino, a través de los bancos y las bolsas, TODO EL CAPITAL MUNDIAL.

La verdad ellos la han proscripto de la tierra. ¡Es por eso que hablan de algo extraterrestre para no hablar de la verdad! ¡PROPULSOR ESPACIAL!

¡Nadie quiere ser tenido por responsable del porqué ganan tanto los burgueses del mundo cuanto más miseria y opresión hay en el mundo! Por eso, para explicar la mayor estafa de la historia del capitalismo mundial, hablan de “propulsor espacial”

Desde las robinsoneadas de la economía clásica, de las cuales Marx tanto reía, siempre trataron de explicar las ganancias del capital como provenientes del trabajo, siempre dijeron que era gracias a una economía del trabajo que los burgueses se hacen ricos, siempre nos vendieron el verso de que el trabajo libera al hombre (como rezan las cárceles y campos de concentración), pero ahora que cierran más fábricas que las que abren, ahora que fabrican ganancias mayores produciendo menos y muchísimo peores valores de uso humano (contaminantes, tóxicos, venenosos…)…, solo pueden explicar las ganancias SIN TRABAJO MATERIAL… por algo que ¡VIENE del COSMOS!

A eso nosotros lo llamamos ocultamiento sistemático del origen de las ganancias de los burgueses del mundo, y en particular de la oligarquía financiera mundial, única fracción del capital que puede continuar acumulando capitales de la nada.(46)

¡Es un verdadero milagro! Estamos del otro lado del espejo, ya no se puede explicar la ganancia por el trabajo, la ganancia del capital mundial solo puede tener origen divino y no la más vulgar de las estafas, aunque se vista de smoking, para la reunión del Club Bilderberg o para destapar el champagne con el que festeja Wall Street.

Volvamos al procedimiento de la ganancia capitalista actual. Con el comienzo mismo del préstamo de dinero, creado de la nada a los bancos de todo el sistema plutocrático mundial, los Bancos prestan para salvar a los bancos y las grandes empresas zombis que “técnicamente están en quiebra total” para que no dejen de funcionar y por supuesto que a ellas no les cobran interés. Cuando el interés no es negativo, la tasa del mismo es muy próxima a CERO y hasta eso es usado como argumento (¡más el interés nacional, claro está, de que por ejemplo el Deutsche Bank no entre en quiebra, porque arrastraría a todos los otros bancos y empresas del país, de Europa y del mundo) y por supuesto a los pensionistas que, esperaban que sus fondos crecieran por confiarlo a los bancos, en vez de pagarles intereses, les cobran…

Todo el sistema bancario, como todo movimiento de dinero que era gratis para los usuarios o casi…ahora se paga. Todo tiene una nueva tasa, la bancarización misma es el mejor negocio de los bancos. Todo pago con tarjeta de crédito se paga de formas abiertas o escondidas (tasas de cambio, comisiones…). Todos los países sometidos a esa dictadura de los bancos y el Estado, siguen llenándose de impuestos escondidos y de tasas sobre la circulación de dinero, de cosas, de gente, de tarjetas, de vehículos... ¿Acaso no fue ese el desencadenamiento de las luchas proletarias en Brasil o Túnez? ¿Y los chalecos amarillos no encontraron en una tasa nueva para el Estado y los bancos…la gota que colmó el vaso y la paciencia de los pobres?

Resumiendo, todas esas son formas de AUMENTAR LA TASA DE EXPLOTACIÓN global, todos esos mecanismos, con sus diferentes maniobras, técnicas raras, oscurantismo y distorsiones, buscan seguir apropiando valor, aunque la producción material no aumente. Los chalecos amarillos al denunciar la contraposición de clases, en la “injusticia infinita” que opone los inmensa e impúdicamente ricos…, frente a los pobres asalariados, pensionistas, ayudados, hambreados…, están además descubriendo el secreto escondido detrás de todas las pavadas que nos dicen los sindicalistas, políticos y medios de imbecilización publica como los noticieros de radio y televisión.

¡Cómo vamos a aceptar la estigmatización de la teoría del complot!

• Si la políticos, sindicalistas y gendarmes complotan para desorganizarnos, reprimirnos, tirarnos balas de goma, gases tóxicos (¡aunque no podamos probar que tienen componentes Monsanto, afirmamos con fuerza que no son bio, ni orgánicos, que nos envenenan!) arrancarnos los ojos, las manos…¿Acaso no habían complotado y formado militares para esa represión, comprado e instruido en esas armas miles de terroristas de Estado, con el objetivo de reventar por la fuerza a toda protesta social que ya complotaban para criminalizar?

• Si el Estado y los banqueros complotan para producir dinero de la nada, seguir enriqueciéndose infinitamente y bajando nuestras remuneraciones, al mismo tiempo que con el negocio ecológico nos llaman a ser austeros culpándonos a los pobres de ser responsables de la destrucción de la biodiversidad efectuada por el capital.

• Si el Estado y los banqueros complotan para “bancarizarnos”, para sacarnos el dinero de los bolsillos y monopolizarlo desde sus propios bancos

 • Si el Estado y los bancos siguen complotando para imponernos tasas, impuestos, sobre el carburante, el transporte, el estacionamiento, el paseo, la entrada, el peaje… al mismo tiempo que le dan (nuestro) dinero GRATIS a los mismísimos bancos (e incluso “pagan” intereses negativos)

• SI los periodistas, sindicalistas, políticos, parlamentarios y milicos de todo tipo complotan para que abandonemos los bloqueos, que renunciemos a la lucha y aceptemos todas esas tasas que aumentan nuestra explotación y nuestra miseria.

• Cómo creerse que ese complot sería únicamente nacional o francés y que no responde en realidad a la ganancia del capital mundial, a la plutocracia mundial, a un gobierno en las sombras, que, a pesar de todas sus contradicciones sectarias, judeo, cristiano masónicas islámicas… no funcionen como dirección única de esa repugnante plutocracia mundial.

• Es por eso que los chalecos amarillos en el accionar mismo, en la contraposición práctica, afirman la necesidad de la revolución y no se equivocan en levantar a Bakunin, reivindicando la necesidad que tiene la revolución de arrasar con todo, de negar todo el sistema. Cuanto más se afirma el terrorismo de Estado, cuanto más se revela el carácter tiránico de la democracia imperialista francesa, cuando los heridos, mutilados, gaseados se generalizan…, más va perdiendo realidad aquella modesta consigna del principio de los chalecos: “Macron dimisión” …se va sustituyendo por “il faut le couper la tete” ¡Hay que cortarle la cabeza…!

Se grita: “¡todo el mundo detesta la policía, la policía detesta a todo el mundo!” …y “¡policía por todas partes, justicia en ninguna parte!”

En las barricadas se llora de sufrimiento por las heridas brutales y sobretodo se junta mucho odio de clase, no solo contra la detestable policía sino contra los tiranos que dirigen el mundo. En las barricadas, recordamos aquella vieja sentencia de Ricardo Flores Magón: ¡los tiranos no merecen morir en paz, el tirano muere de muerte violenta!

El movimiento se reencuentra con su pasado revolucionario para afirmarse como revolución social futura. Los afiches, pinturas y “fotos” de Macron, pintado por los chalecos amarillos en la figura de Luis XVI a quien la revolución le cortó la cabeza el 2 de enero de 1793, ilustran muros, canciones, pancartas. E incluso para ser más claros y explícitos en la reivindicación de la revolución social, los chalecos amarillos levantan en oposición, al Rey de Francia, la imagen del representante histórico de la constitución del proletariado en clase y por lo tanto en partido que tanto terrorizaba a la totalidad de fracciones burguesas: Augusto Blanqui (47)

____________________

44  . RASTAPOPOULOS SIRTAKI. Siniestro personaje riquísimo que aparece por primera vez en los comics del colonialista y racista belga Hergé y que los Chalecos amarillos retoman en canciones y consignas como símbolo de la riqueza, avaricia, explotación y opresión, para caricaturizar a la mismísima plutocracia francesa y mundial contra las que levanta piquetes, bloqueos y barricadas…

45. Véase el carácter siempre místico de la maniobra: no viene de la tierra sino del espacio. Nada en la economía puede explicar eso, solo puede explicarlo algo de otra dimensión, otro universo: la antimateria determinando la materia. De paso las verdaderas razones, que en realidad son bastante simples (¡VULGARES FALSIFICADORES!) quedan bien encubiertas como en la religión: ¡el dinero y dios cumplen la misma función desde el origen!

46. Por supuesto que eso no quiere decir que no haya burgueses que sigan acumulando valor en base a capital principalmente productivo o que el capital productivo no siga siendo importante en muchas partes del mundo. Quienes deducen lo contrario de lo que aquí afirmamos, están caricaturizando la realidad que exponemos y alejándose totalmente de la comprensión del capitalismo hoy, que precisamente por medio de la manipulación financiera hace rentable lo que productivamente no lo es. ¿Cómo puede ser rentable la producción energética en Estados Unidos, cuando para extraer una tonelada de gas, o de petróleo, hay que emplear una tonelada y media, sino es por el dinero falso que emiten los bancos?

47. Debemos aclarar que esta reivindicación de Blanqui, hace referencia al representante del proletariado revolucionario francés en el siglo XIX y no a la construcción ideológica hecha por la socialdemocracia de lo que denominan despreciativamente como “el blanquismo”, reducido en realidad al más burdo putschismo. Aprovechamos para reafirmar que ni Bakunin es responsable de lo que hicieron en su nombre los “anarquistas” políticamente correctos, ni Marx del marxismo construido ideológicamente por la socialdemocracia, como un Marx burgués y estatista. Nos parece claro que tampoco se puede hacer responsable a Blanqui, considerado invariantemente el “representante del terrorismo revolucionario”, por oposición a los socialdemócratas, de los “blanquistas” que lo sucedieron. Si bien no nos sorprendió que el “fantasma de Blanqui” reapareciera en las manifestaciones de los chalecos cuando se reafirmaba la necesidad de oponer al terrorismo del Estado, el viejo terrorismo revolucionario, siempre asociado a la necesidad de la revolución proletaria del invariante Blanqui, nos parece bastante caricatural (así como ahistórica), la polémica entre blanquistas “autoritarios” y antiblanquistas “libertarios” en las “redes sociales” y en ciertos volantes que circulan entre los chalecos amarillos.

 

ANTICONCLUSIÓN: ¡VAMOS POR MAS!

 

El siglo XXI empezó como el siglo XX prometiendo prosperidad y sembrando miseria, prometiendo paz y haciendo guerra.

Desde el punto de vista proletario, el siglo XXI, también comenzó como el XX con la contraposición del proletariado a la explotación y la guerra y luchando por la revolución social.

La dictadura del valor sobre el valor de uso humano llega a extremos que nunca imaginó el ser humano. La supervivencia de la especia humana y más general todavía, de todos los seres vivos del planeta está totalmente amenazada por la dictadura del capital mundial. El poder absoluto de la bancocracia mundial, la dictadura de lo falso, la tiranía absoluta del valor deteriorando toda la producción de los objetos necesarios a la vida humana (cualitativa y cuantitativamente) anuncia todavía más catástrofe social. El sacrificio de la producción material misma para aumentar el valor hoy (que el ecologismo estatal y la teoría del decrecimiento avala), estrangulará todavía más a los proletarios en los años próximos, la miseria relativa y absoluta, dará otro salto gigantesco cuando la desvalorización real de todos los signos de valor se haga efectiva.

Los chalecos amarillos, como las otras grandes revueltas generalizadas, marcan a hierro candente que la humanidad no tiene otra opción que “Seguir, bloqueando, no renunciar a nada”.

El bloqueo de toda la economía mundial, es decir la generalización de la huelga es la única perspectiva posible sobre cuyas bases, el proletariado se seguirá constituyendo en fuerza y por lo tanto en clase, contra todo el orden establecido.

Es en solo en dicha línea histórica que se puede afirmar la insurrección proletaria internacional, la destrucción generalizada de la dictadura del valor, es decir la revolución social mundial.

 ¡Vivan los chalecos amarillos!

 ¡Por el bloqueo de todas las rotondas del mundo!

 ¡Por la revolución social mundial!


Comunicate