20.JUL.20 | PostaPorteña 2129

APORTES PARA REPENSAR: ECOSOCIALISMO vs. MARXISMO COLAPSISTA (X)

Por Olegario Ballesteros

 

Capítulo X – TRATAN DE ATAR AL PESTILLO DE LA PUERTA, LA COLA DEL PERRO

 

Investigador/militante del FPA: Olegario BALLESTEROS

URUGUAY, Montevideo, abril de 2020

 

En estas épocas convulsas por las que estamos transitando asombrados, desbordados, y repletos de incertidumbres que nos agobian a diario por no poder comprender con claridad y entender para explicarnos lo que está sucediendo en el mundo, en este período histórico concreto.

Vivimos perturbados por las zozobras y avatares de lo que a diario vamos conociendo, inmersos en un acendrado sentimiento de inestabilidades y angustias emocionales de todo tipo,intentando discernir  lo que acontece para interpretar los abrumadores acontecimientos que nos avasallan desde todos los ángulos de ¡nuestras vidas!

Investigamos en profundidad sobre estos temas en el inmenso mundo de las comunicaciones electrónicas, centrando las pesquisas y los análisis sobre los aportes de aquellos pensadores/teóricos que nos fundamentan las ideas del Ecosocialismo – Marxismo Colapsista, para tener su opinión sobre una visión futura inmediata de lo que posiblemente ¡sucederá! en el mundo. Quienes nos argumentan puntualmente, frente a la pregunta:

6. ¿Podría una revolución socialista “detener” el curso de la crisis ecológica planetaria actual? ¿En qué condiciones podría un proyecto socialista “revertir” esta última?

Nos dice el Marxista/Ecologista, Michael Lowy: Partiendo del consenso científico de que sería todavía posible detener el cambio climático si se toman en las próximas décadas medidas enérgicas y radicales, nosotros planteamos que dichas medidas urgentes y necesarias serían incompatibles con el propio capitalismo

Sólo en un proceso de transición ecosocialista se podrían implementar los profundos cambios que son requeridos para lograr este cometido; por ejemplo, entre otros, la supresión de las energías fósiles, del agronegocio destructor de los bosques, de la producción de mercancías inútiles, etc.

Nos dice el Colapsista Miguel Fuentes:

Nada puede detener ya el desarrollo de una crisis ecológica planetaria catastrófica. Ni el capitalismo y su desarrollo tecnológico, pero tampoco la revolución socialista y la serie de reformas de reorganización de la producción y la sociedad supuestamente asociadas a esta última. Los prontos golpes de la catástrofe climática, agravados por el avance de la inminente crisis energética, la escasez de recursos y la sobre población, son totalmente inevitables.

Nos dice el sustentador de la Teoría del decrecimiento, Antonio Turiel:

Mi posición sobre este tema es un tanto intermedia, aunque mucho más cercana a la de Fuentes que a la de Löwy. Primero que nada, no es verdad que no podamos mitigar significativamente el proceso que está en marcha, e incluso es aún posible evitar las peores consecuencias. Si consideramos el factor social, la inercia social es tan grande que hace albergar pocas esperanzas de que se vayan a hacer los cambios necesarios en el escaso tiempo disponible, entre otras cosas porque aún se está jugando sobre todo a la ceremonia de la confusión

¿Cuánta gente cree que la cosa es cuestión de reciclar los envases, no utilizar bolsas de plástico, producir más energía renovable, aumentar la eficiencia y el ahorro, y pasarse al coche eléctrico? Son esas cuestiones las que ocupan prácticamente todo el espacio de debate no sólo político, sino también público, cuando todo eso no son más que, en realidad, falsas soluciones,  que en el mejor de los casos tan sólo tratan los síntomas y nunca las causas profundas, esto cuando no directamente las confunden.

Hay que ir, en realidad, mucho más lejos que una revolución socialista: hay que hacer un cambio tremendamente profundo. Hay que abolir el interés compuesto, hay que cambiar por completo el sistema productivo, las relaciones laborales, las relaciones sociales, la relación con la Tierra.

VAMOS LISTOS PARA SER TIRADOS A LOS TIBURONES DESDE ESTE BARCO PIRATA

Los aportes brindados por los teóricos Ecologistas-Marxistas nos confunden y perturban los pensares en la medida que, asombrosamente adjudican y dan por hechos interrelaciones de situaciones que no se “atan” con nada en la realidad del mundo material, y menos en su proyección de utopías.

Realidad que nos obliga a que tratemos de identificar  los fundamentos que nos permitan ordenar  los pensares para aportar con los decires teóricos las ideas que vamos formateando sumergidos en el maremágnum de los graves, y muy graves acontecimientos que se suceden cronológicamente, ¡sobre todo!, en los últimos treinta años transcurridos  de la ¡vida!,sobre el planeta.

Por un lado, vemos que lo que existió, y existe, fueron/son procesos múltiples cuali/cuantitativos concatenados de evoluciones  y cambios, los que se adaptaron por mutaciones y saltos como interrelaciones armónicas/inarmónicas en una única dimensión complexiva/concatenada dónde se articulan con continuidad en el va y viene como materia/energía resolviendo las contradicciones antagónicas y no antagónicas dentro de cada ciclo de la Naturaleza, ¡la que!, nos contiene, ¡permitiéndonos vivir!

Y, por otro lado, vemos que el Sistema Capitalista Mundial va autodestruyéndose por sus propias contradicciones, en ciclos cada vez más cortos. Al mismo tiempo va retrocediendo vapuleado a velocidades imparables por todo el globo terráqueo frente al avance arrollador, de: la RPC – República Popular China (Comunista), en lo económico, comercial, y militar; y, por la FR – Federación de los países Rusos (Progresista),en lo económico, energético, y militar, quienes conjuntamente actúan con una férrea  alianza estratégica política/ideológica/comercial/militar.

Complejos procesos que se interrelacionan como conjuntos intercambiando interacciones permanentes, las que se identifican con sus esencias que son las que definen el carácter de sus contradicciones imprimiéndoles la continuidad intrínseca para evolucionar, o, para cambiar sus cualidades de funcionamientosy continuar a asumir los procesos causales/casuales que se mueven consecutivamente sobre dos vías conjuntas paralelas en la misma dirección y sentido. La de la Naturaleza que contiene y permite las continuidades de las vidas; y la, de los Sistemas políticos/económicos que Gobiernan cada país, que son, las que administran  la continuidad de la vida.   

Comprobamos que todas las grandes y peligrosas agresiones que se suceden por todo el mundo, son ejecutadas por las inteligencias militares, y los ejércitos enfrentados en una guerra mundial subliminalmente, ¡aún!, no declarada, pero desatada  en todos sus términos. Observamos que, de acuerdo a los hechos que se van comprobando en forma concatenada en períodos cada vez más cortos, en sus tiempos, dónde vamos identificando las constantes entre los distintos fenómenos que se suceden en forma caótica/fractal, algunas de las que identificamos:

Por el lado de la Naturaleza, (entre otros):

los graves eventos climáticos que asolan al humanidad y hacen tremar al Planeta; las graves contaminaciones antrópicas imparables de todo tipo, contra la Naturaleza; las saturaciones de contaminaciones críticas que atentan contra los ciclos de la Naturaleza; etc.

Por el lado Político/económico, (entre otros):

los numerosos conflictos militares intercapitalistas, ¡sucediendo y a suceder!; las masivas migraciones irruptoras en todos los continentes; el intento tardío de renegar a la globalización como objetivo estratégico; las demenciales guerras comerciales; los bloqueos económicos a los países como castigo de máxima crueldad contra sus poblaciones; las crisis económicas/financieras mundiales, las que se suceden, cada vez en ciclos más cortos; las enfermedades provocadas científica/militarmente (pandemias); y otros.

Conjunto de graves sucesos interrelacionados que atentan en contra de la vida toda los que se articulan intrínsecamente en un único/gran ¡conflicto!, concentrándose en un diabólico revolcón de intereses, lo: no racional de la Naturaleza, con lo racional de la inteligencia humana, interactuando  dentro de una incontenible vorágine fractal en un período histórico concreto elegido coyunturalmente entre los van y vienen de la guerra no declarada por los Centros de Poder de las inteligencias mundiales, provocando una aterradora Sindemia Global.

Artilugio desde dónde se posicionan enfrentados los responsables/gestores: sociales, políticos, comerciales, y militares, como los principales activadores de todas las causas sumadas como potentes agresiones que confluyen con crecimiento exponencial indetenible, haciendo converger con un ímpetu concentrador inigualable sus efectos destructivos, martillando ferozmente a la Naturaleza, y a la humanidad, ¡por igual!

Hechos que se desarrollan con gran contundenciaen ciclos, cada vez, en tiempos más cortos, procesando aceleradamente y en forma demoledora la autodestrucción del Sistema Capitalista. Realidad que se articula como un complejo brete histórico por el que obligadamente marchamos colaborando directa/indirectamente en destruir  a la Naturaleza, y, a la, ¡vida!

BUSQUEMOS LOS FUNDAMENTOS PARA PERGENIAR LA SALIDA REVOLUCIONARIA

Desde hace muchos siglos los teóricos/investigadores del conocimiento nos han aportado variados fundamentos con ingentes informaciones que abarcan el horizonte de lo posible para tratar de comprender y definir conceptualmente el inicio estratégicodel desarrollo de las sociedades humanas, y sobre todo, el período histórico que nos rige y nos contiene  organizados sobre el planeta.

¡Ésta realidad!, por su sola supervivencia obligó a la humanidad, inicialmente,a construir sus organizaciones sociales a partir de los grupos étnicos/tribales como sociedades en concordancias armónicas, ¡con ella!, hasta, ¡el actual!

En un constanteintercambio la materia/energía constituyendo a la Naturaleza como conjunto de distintos y desiguales, ¡los que!, se interrelacionan en un todo complejo empírico que interactúa con la inteligencia humana para cincelar los pensares/ideas como conocimientos que van construyendo los estadios superiores de las Sociedades Universaleshacedoras de la vida dentro en un único tiempo histórico igual para todos, en dependencia absoluta,  y en concordancia armoniosa resiliente  con la Naturaleza.  

El conocimiento es la explicación científica del Universo que se mueve y cambia en ciclos que formalizan procesos estratégicos en movimientos continuos en la Naturaleza, y, o, en las Sociedades.  

Debemos entender y aceptar, que es el Sistema Capitalista el que aumenta los efectos antrópicos en forma progresiva indetenible, como estadio inteligente organizado que nos administra, y del cual dependen la continuidades de ¡nuestras vidas!, es el que, ¡no!, nos permite resolverla contradicción Universal que nos destruye con aceleración progresiva a todas/os por igual, porque el carácter  que la rige, es: ...”menos ricos, ¡más depredadores!, producen más pobres, ¡más contaminadores!

Advertimos que es el capitalismo el que se instrumenta como un férreo sistema que judicializa y obliga al total de las sociedades, con sus leyes y decretos a flechar en dirección y sentido sobre a una sola vía obligatoria a los distintos y diferentes en las interrelaciones de sus intereses en los códigos de la vida, en, lo: económico, político, servicios, y seguridades, los que se resuelven ¡siempre! a partir de la supremacía absoluta con la imposición de la propiedad privada como esencia conjuntada en un solo vértice estratégico definido jurídica/política/ideológicamente con las instrumentaciones del Sistema Capitalista y su herramienta principal, la: ...”explotación económica entre humanos”.

En la Naturaleza los ciclos y sus contradicciones,¡existen!, independientesdel ser, son parte del gran todo, como materia/energía que se articula con sus interrelaciones armónicas/inarmónicas improntando la esencia básica que fundamenta y mueve al Universo, ¡dónde! la vida humana organizada con crecimiento demográfico indetenible es parte integrante de la Naturaleza.

Los ciclos se transmutan en el espacio/tiempo por los equilibrios/desequilibrios de los opuestos que rigen las contradicciones en los intercambios continuos entre las fuerzas que interactúan en una relación de resiliencia de intereses a partir de sus esencias, las que están contenidas, sujetas, ydeterminadas por el carácter de las contradicciones no antagónicas, u, antagónicas, las que  definen, la evolución, o, el cambio  en cada ciclo.

En esas interrelaciones complejas, esos cuantiosos y multifacéticos intercambios se mantienen Universalmente en equilibrio dentro de los parámetros admitidos que le permiten a la Naturaleza la recuperación/reposición de sus ciclos estratégicos no finitos las evoluciones cíclicas se mantienen en armonía. Del mismo modo, cuando el crecimiento demográfico como irruptor antrópico no perturba ni impide, aún, en su proceso de crecimiento demográfico progresivo el cumplimiento secuencial interrelacionado,ni la resiliencia armónica que regula los intercambios  de cada ciclo manteniendo el carácter de la contradicciónque rige el proceso, condiciones que se definen como no antagónicas, con carácter   de no finitos, y se resuelven ¡adaptándose!

El carácter no antagónico de una contradicción se identifica y reconoce cuando la interacción entre los opuestos se produce dentro de parámetros de intercambios no irruptores dónde las predominancias de sus intereses se mantienen en resiliencia armónica sin cuestionar el cambio del carácter distintivo que la rige lo que permite la permanencia evolucionando de la unidad contrapuesta en el espacio/tiempo,  en semejanza, con la misma identidad que la origina.

Al suceder lo contrario, y el crecimiento demográfico por sus consecuencias antrópicas irruptoras ¡impide! el cumplimiento evolutivo de los ciclos estratégicos en armonía, los que se requieren obligatoriamente parala continuación equilibrada de los procesos recuperadores/reponedores en la naturaleza; recombinándose dentro del va y viene histórico/coyuntural con los procesos políticos/ideológicos en pugnas violentasf undamentadas en las diferencias de los intereses estratégicos entre las clases sociales, los que se producen, ¡impidiendo! la continuidad evolucionista del proceso desarrollista de la democracia burguesa apañado por la propiedad privada como herramienta innegociable para, la ...”explotación del trabajo entre humanos

Procesos que cuestionan la esencia de las interrelaciones, al confluir  en el mismo tiempo histórico: la Naturaleza, (Cambio Climático – Calentamiento Global), y el Sistema Capitalista que administra la continuidad de la Vida, definiendo el carácter antagónico de la contradicción principal, ¡la que!, se resuelve ¡cambiando!

El carácter antagónico de una contradicción  se identifica y reconoce cuando la interacción entre los opuestos se produce entre parámetros de intercambios irruptores dónde las predominancias de sus intereses progresivamente chocan hasta romper la armonía resiliente que rige a la contradicción  interrumpiendo el proceso recuperador/reponedor de su propia existencia evolutiva para que los opuestos se enfrenten de forma violenta, dónde uno de ellos se superpone al otro cambiando su resolución de no finita a finita imponiendo el carácter  del nuevo ciclo

Cuando los ciclos interdependientes pierden sus sincronizaciones armónicas resilientes dentro de las interrelaciones naturaleza/humanidad ¡rompiendo los equilibrios!, se cambia el carácter no antagónico por el antagónico de las contradicciones de los ciclos estratégicos Naturaleza/Vida produciendo un rompimiento encadenado con efecto dominó con los demás ciclos interrelacionados, conformando un proceso violento indetenible que destruye, a la Naturaleza, y, a la  vida, pasando de no finitos a finitos.

Los tiempos estimados/estipulados para que éstos efectos violentos no nos impidan las posibles y necesarias adaptaciones, son de ¡cortísimo plazo histórico!, por lo que, debemos de actuar prontamente, organizándonos desde ¡ya!, con extrema urgencia, porque ¡debemos actuar!, de lo contrario, correremos con los costos desconocidos que la Naturaleza nos obligue ¡a pagar!, porque, ¡es ella!, quién define las nuevas rutas por dónde, absolutamente todas las vidas sobre el Planeta, deberemos ¡andar!


Comunicate